Mujeres en el arte: aprendiendo con ellas (Parte II)

El rol de la mujer en el ámbito artístico ha sido en la mayoría de veces el de musa: el cuerpo femenino como objeto en obras pictóricas y escultóricas. En cambio, eran muy pocas las mujeres que llegaban a ser consideradas artistas.

Y para conseguir esa consideración, muchas mujeres artistas trabajaban con seudónimo, o simplemente no figuraban por trabajar al abrigo de las firmas de su padre o marido.

Afortunadamente los tiempos cambian y cada vez hay más artistas femeninas influyentes y lo femenino en la historia tiene nombres propios.

Pero hoy no estarían, estaríamos, aquí sin el trabajo de esas mujeres que han marcado y cambiado la historia del arte. Mujeres artistas que reinventan la moda a las que queremos dedicarles un segundo artículo

Porque la contribución de las mujeres en las obras de arte (talento y sensibilidad) merece ser resaltada y celebrada.

Deslumbrando con creatividad y pasión

En nuestra exploración de la contribución femenina a través de la historia del arte, en esta ocasión nos sumergimos en la pasión y la destreza de dos figuras destacadas: Tamara de Lempicka y Sonia Delaunay.

Sus obras han dejado una huella imborrable en el lienzo de la historia del arte, demostrando que el talento no conoce género y que el papel de la mujer dentro del mundo del arte es fundamental en el desarrollo de la creatividad y la innovación en la esfera artística.

Tamara de Lempicka: la elegancia moderna

Tamara de Lempicka es, sin duda, una mujer destacada en el mundo del arte. Nacida en Polonia, en 1898, desafió las convenciones de su tiempo al irrumpir en la escena artística con sus retratos, caracterizados por una elegancia y sensualidad que capturaba la esencia de la Europa de entreguerras. 

Su habilidad para combinar el clasicismo con la modernidad se refleja en sus pinturas: colores vibrantes y las líneas geométricas resplandecen en una singular sinfonía visual.

Al resaltar a Lempicka, rendimos homenaje a su capacidad para romper barreras y desafiar las expectativas de su época. Su legado nos inspira a través de sus obras atemporales y nos recuerda la importancia de la valentía y la autenticidad en la expresión artística.

Sonia Delaunay: colores en movimiento

La segunda de las mujeres relevantes de las que queremos hablar en este artículo es Sonia Delaunay. 

Delaunay, una destacada artista y diseñadora nacida en Ucrania en 1885, que dejó una marca indeleble en el mundo del arte gracias a su enfoque único de color y abstracción. 

Mujer pionera en el arte abstracto y el diseño textil, Delaunay desafió las normas establecidas al fusionar arte y moda. Sus vibrantes paletas de colores y patrones geométricos, adornaron lienzos y encontraron su camino en el mundo de la moda y el diseño de interiores. Sin duda, ella es un ejemplo de la importancia de la mujer en el arte.

Al explorar la obra de Delaunay, celebramos su visión vanguardista y su capacidad para trascender las fronteras artísticas tradicionales. Su legado nos invita a cuestionar las convenciones y a abrazar la libertad creativa sin restricciones.

Vida y Milagros: kimonos de seda natural diseñados y confeccionados por mujeres

Al igual que Lempicka y Delaunay, en Vida y Milagros demostramos que la creatividad no tiene límites y contribuimos a resaltar la figura de la mujer en el mundo de la moda.

Para nosotras la creación de kimonos de seda natural no es simplemente un acto de confección; es un medio de expresión, un lienzo en el que la directora creativa de Vida y Milagros plasma su visión única. 

Son diseños que cobran vida en telas diseñadas y confeccionadas por mujeres y que puedes sentir cómo te abrazan en nuestra tienda-taller de Valencia.

Queremos que cada hilo tejido y cada pincelada pintada nos recuerde la importancia de la creatividad, la diversidad y el empoderamiento femenino en todos los rincones del universo artístico.

Compartir